Características árbol

Arbol de la naranja      Los cítricos se caracterizan por ser árboles o arbustos de hojas perennes cuya altura puede oscilar entre los 5 y los 16 m si bien las especies actuales se cultivan en forma de variedades enanas que permiten realizar las tareas agrícolas más fácilmente y resultan más productivos. Tallos erectos, verdosos, con ramas provistas de espinas. Las flores, muy fragantes, suelen estar reunidas en inflorescencias, generalmente en forma de corimbos aunque más raramente aparecen aisladas. Presentan cinco pétalos y numerosos estambres. Destacan por sus grandes frutos carnosos que son hesperidios con piel gruesa, con un tamaño habitual entre los 3 y los 10 cm de longitud, aunque existen especies que alcanzan los 30. Florecen en primavera y los frutos se recogen a partir del otoño hasta el invierno

 

Características fruto

Fruto del naranjo      Los cítricos se caracterizan fundamentalmente por sus frutos grandes y bonitos que contienen cantidades abundantes de Vitamina C, limonoides, flavonoides y ácido cítrico. El ácido cítrico es un componente con formula C3H4OH(COOH)3, que es el que les proporciona el característico sabor ácido. La presencia de limonoides ( limonina y nomilina) y flavonoides ( Limoneno, citral, linalol, citronelal, nerol, etc) les otorgan aromas muy profundos. Por ejemplo, las flores de las naranjas, se conocen por su particular aroma conocido como aroma de azahar. Estos aromas naturales pueden ser extraídos y aprovechados en un uso industrial para la obtención de perfumes y aromatizantes.

      Son precisamente estos fitoquímicos los que otorgan a estas plantas sus propiedades medicinales tan características. Son reconocidas sus propiedades antioxidantes capaces de neutralizar los radicales libres, e impedir el desarrollo de células cancerosas. No menos importantes son sus propiedades antiinflamatorias o su capacidad para prevenir la formación de coágulos en la sangre, responsable de numerosos accidentes cardiovasculares o su capacidad para protegernos y curarnos las enfermedades de los ojos. Dentro de los fitoquímicos, los más numerosos son los flavonoides con elevadas cantidades de carotenos ( en forma de betacarotenos),de rutina, hesperidina, lutenina, zeaxatina, licopeno etc. La vitamina C que proporcionan la mayoría de sus frutos, además de ser un potente antioxidante, ha sido utilizada desde siempre por sus propiedades antiescorbúticas y para mejorar la recuperación y los síntomas en enfermedades como la gripe y el resfriado.